Durante la semana del 1 al 7 de noviembre de 2020, se celebró el primer Festival Dando Vida a la Muerte. Esta primera edición se tituló Porque la muerte importa.

Como Benjamin Franklin dijo, solo hay dos cosas seguras en la vida, la muerte y los impuestos. Entonces, ¿por qué perdemos tanto tiempo evitando los segundos y sin hablar de la primera?

Esto ha cambiado en España, y os cuento cómo.

Durante la semana del 1 al 7 de noviembre de 2020, se celebró el primer Festival Dando Vida a la Muerte. Esta primera edición se tituló Porque la muerte importa.

«Es una idea simple y, a la vez, muy poderosa», dice mi compañera y gran amiga Glynis German, celebrante de funerales, doula de fin de vida y fundadora del Festival Dando Vida a la Muerte.  «Cuando una comunidad, una sociedad pierde su conexión con la muerte, lo que sigue es miedo, tristeza y procesos de duelo complicados».

El comité organizador de este Festival Dando Vida a la Muerte, del que tengo el privilegio de formar parte, está constituido por personas involucradas en proyectos de ciudades compasivas, facilitadores de Death cafés, doulas de la muerte, voluntarios de hospicios y expertos en duelo.

Death Cafe

Logo del Festival Dando Vida a la Muerte en su primera edición, «Porque la muerte importa»

Los tres objetivos del Festival Dando Vida a la Muerte son:

  • Dar visibilidad a las muchas organizaciones y profesionales que trabajan en este campo.
  • Animar a dichas organizaciones y profesionales, y a todos aquellos que quieran participar, a que organicen sus propios eventos a nivel local.
  • Normalizar nuestras conversaciones diarias sobre el proceso de morir, la pérdida, el duelo y la muerte, es decir, llegar a la población general e invitarla a considerar el fin de la vida en un contexto más compasivo.

El Festival Dando Vida a la Muerte consistió en una serie de eventos a nivel nacional a los que pudo asistir todo el mundo, de forma virtual o presencial, y se animó al público a hablar de la muerte como no se había hecho hasta ahora:

Empezamos el 23 de octubre con una conferencia con el gran Fidel Delgado,  “Todo es IR: morIR, dormIR, fluIR… vivir” en la que animaba al público a asistir a este primer Festival Dando Vida a la Muerte.

El domingo 1 de noviembre, para inaugurar el Festival Dando Vida a la Muerte, el Dr. Enric Benito nos habló de que morir bien es de vital importancia. El lunes Mar López y Juan Carlos Trallero nos hicieron reflexionar sobre el afrontamiento de la muerte en tiempos de pandemia.

El miércoles nuestro maravilloso Tew Bunnag nos habló de la compasión en acción. El viernes el magnífico tándem compuesto por Alba Payàs y Julio Gómez nos contaron historias de despedida… y el domingo clausuró el Festival Rafa Mota, presidente de la Asociación Española de Cuidados Paliativos (SECPAL).

Disfrutamos de dos noches de cinefórum, y del coloquio con los respectivos directores a continuación de la proyección de las dos películas escogidas: “Los demás días” con Carlos Agulló; y “ULU, Un Latido Universal”, con Juan Antonio Muñoz.

También organizamos el mayor Death Cafe online del mundo hasta ahora, al que asistieron 130 personas y que contó con una madrina muy especial, Jools Barsky, hermana de Jon Underwood, fundador del movimiento de los Death Cafes, la cual grabó un precioso mensaje para todos los asistentes.

El proyecto del Muro Antes de Morir es otro movimiento global que llega desde Estados Unidos con el objetivo de aumentar la conciencia sobre la muerte. A través de unas pizarras colocadas en espacios públicos, se anima al público a escribir con unas tizas lo que esperan conseguir antes de morir. Se inauguraron más de 15 muros, algunos permanentes y otros temporales, a lo largo y ancho del territorio nacional. En nuestra página web tenemos también nuestro propio Muro Antes de Morir virtual, al que os invito a escribir vuestras reflexiones y anhelos (https://dandovidaalamuerte.org/muro/).

Durante la pandemia, muchas personas han muerto solas, y sus seres queridos no pudieron llevar a cabo las ceremonias adecuadas para celebrar sus vidas.  Esto ha provocado muchos traumas que han desembocado en procesos de duelo complicados.  A lo que hay que añadir que, en la mayoría de los casos, no se habló de lo que el fallecido podía haber elegido para sus últimos momentos y despedida definitiva. Durante la semana del Festival Dando Vida a la Muerte, recordamos a todos ellos con una preciosa y delicada ceremonia interreligiosa.

A nivel local, se organizaros otros muchísimos otros eventos, desde conciertos góspel en cementerios, hasta visitas en tanatorios y cementerios, lectura de poesía, exposiciones de fotografía… y todo a pesar de las restricciones que estamos sufriendo en estos momentos.

Y por todo esto, junto a fundaciones, organizaciones y muchos profesionales de la salud y personas de a pie de todo el país, el Festival Dando Vida a la Muerte espera convertirse en un evento de referencia en el calendario anual.

Para terminar, informaros que todas las conferencias que menciono en este artículo están grabadas y disponibles al público en nuestro canal de Youtube Dando Vida a la Muerte.

Además, adjunto el enlace a la página web del Festival Dando Vida a la Muerte, y a sus redes sociales:

Web: https://dandovidaalamuerte.org/

Facebook: https://www.facebook.com/festivaldandovidaalamuerte

Instagram: https://www.instagram.com/dandovidaalamuerte/

Youtube: https://youtube.com/c/dandovidaalamuerte

En la vida no hay cosas que temer, solo cosas que comprender… Hablemos.

14 + 15 =

También puedes llamarme

+34 639 549 781

O enviarme un email

noelia@amani.es

Gracias a la vida, por poner en mi camino a todas las personas que me están ayudando a cumplir con mi propósito.

© Amani 2021