Amani ha nacido de mi experiencia, del camino recorrido hasta ahora, y que me ha dirigido de una forma o de otra al proceso de final de vida, y a los múltiples procesos de duelo vividos durante nuestra vida.

Lo cierto es que en nuestra sociedad actual, nadie nos enseña a nacer, nadie nos muestra cómo vivir con plenitud, con la gestión de los miles de duelos grandes y pequeños que vivimos a lo largo de nuestra vida y, definitivamente, nadie nos prepara para morir de una forma serena y lúcida. Solo debemos mirar a nuestro alrededor, y más en estos momentos, para ver todo el dolor y el sufrimiento que se está viviendo a causa de esa falta de sabiduría y contacto con nuestra mortalidad. Mortalidad que es, por otro lado, la única certeza que tenemos todos los seres vivos.

¿Quién está detrás de Amani? Cuando tuve que reflexionar sobre cómo presentarme, me salió esa parte formal: me llamo Noelia, y soy una comadrona del alma, una doula de la muerte.

Sin embargo, inspirada por una gran amiga, decidí profundizar un poco más, y preguntar a las personas cercanas quién era Noelia. Un gran experimento, y muy recomendable, que suele sorprender a menudo: así que he descubierto a través de los ojos del prójimo que soy una mujer totalmente comprometida con las decisiones que tomo, con los compromisos que adquiero y con las relaciones que establezco, sean de la naturaleza que sean. Parece ser que también tengo una risa contagiosa, que provoca en los que la escuchan que sus problemas desaparezcan durante un ratito; que veo la belleza en todo y que soy muy agradecida. Y también dicen de mí que soy muy empática y que aporto serenidad en momentos complicados, unas veces con mi silencio, otras con mis palabras, y siempre con mi presencia. Eso es una parte de lo que hay detrás de Amani.

Amani, contigo hasta el final

Para los que necesitáis algo más formal, contaros que en Amani está la eterna estudiante, y que en los últimos años me he formado en Acompañamiento al duelo y en el final de vida, Duelo infantil, Comunicación No Violenta (CNV), Terapia breve en situaciones de emergencia, Flores de Bach, Cábala y Simbología.

Y entre mis experiencias más significativas en este campo, y de lo que se nutre Amani en gran medida, destacaría mis diferentes voluntariados en el teléfono de la esperanza (Nightline) en la Universidad de Lancaster, RU, donde cursé mis estudios universitarios; como enlace entre los ingresados en urgencias y los familiares en la sala de espera del Hospital de la Princesa de Madrid; cooperante con la asociación Living Meki en Etiopía; voluntaria en el hospicio de la Fundación Cudeca de Cuidados Paliativos, en Málaga; y facilitadora de Death Cafes.

Y os preguntaréis qué es eso del acompañamiento y cómo puede Amani ayudarte en tus duelos o en el proceso de final de vida. Acompañarte en tu duelo o en el proceso de morir supone centrarme en ti, colocarme a tu lado cuando sufres y ofrecerte una ayuda fundamental y concreta a través de la escucha y el respeto.

El problema de nuestra sociedad reside en que, a menudo, no somos ni siquiera conscientes de que necesitamos a alguien que nos acompañe, que nos guíe en algunos de nuestros duelos, y sobre todo en nuestro tránsito hacia la muerte. Y tampoco tenemos las herramientas adecuadas ni sabemos cómo hacerlo.

La solución a esta cuestión tan tabú como fundamental reside en la sensibilización y el contacto directo y humano de personas que tengan la templanza para acompañar desde el corazón, con empatía, amabilidad y compasión.

Mi propósito desde Amani es que recibas el apoyo, la comprensión y el respeto durante todos tus procesos. Y especialmente que vivas el proceso final con serenidad, de forma consciente y con toda la información que necesitas para tomar las decisiones más adecuadas. En Amani te ayudo a descubrir las herramientas que necesitas y que están dentro de ti, y te apoyo durante tus procesos.

Dos son los pilares del acompañamiento que te ofrezco a través de Amani:

En primer lugar, el acompañamiento en el proceso de final de vida, que supone acompañar a la persona que está en proceso de morir, intentando que viva dicho proceso lo mejor posible, atendiendo a sus necesidades y sus deseos. Además, implica una gestión de la familia, que también necesita de acompañamiento, apoyo y comprensión.

En segundo lugar, el acompañamiento de duelos y cierre de ciclos vitales: de forma individual o en grupos, habilito espacios para que diferentes personas que viven un duelo puedan compartir, sentirse escuchados y elaborar el momento vital en el que se encuentran.

¿Sabes? Que exista incertidumbre no significa que haya nada que temer. Es más, todos los seres humanos merecemos poder decidir cómo abordar la vida y cómo afrontar ese gran misterio que es nuestra propia muerte, eso es libertad. Así que si quieres dejar de temer y empezar a comprender, llámame (+34 639 549 781) o escríbeme (noeliacorrealandaluce@gmail.com) o visita https://amani.es/

En la vida no hay cosas que temer, solo cosas que comprender… Hablemos.

3 + 5 =

También puedes llamarme

+34 639 549 781

O enviarme un email

noelia@amani.es

Gracias a la vida, por poner en mi camino a todas las personas que me están ayudando a cumplir con mi propósito.

© Amani 2021